Cabecera Diseño bioclimático

Diseño bioclimático

La arquitectura bioclimática consiste en el diseño de edificios que tienen en cuenta el emplazamiento en el que están ubicados y sus condiciones climáticas. Esto les permite aprovechar los recursos de su entorno tales como la radiación solar, la vegetación, los vientos, las precipitaciones para conseguir un máximo confort térmico en el interior de la vivienda sin aporte energético.
Ya que el diseño resultante está íntimamente ligado a las condiciones climáticas, utilizará estrategias  diferentes según el tipo de clima y según la estación del año. Esto es evidente en la arquitectura popular que presenta unos rasgos característicos en cada región.
Para el clima mediterráneo, en concreto en Almería, es más riguroso el verano que el invierno así que las estrategias estarán más orientadas a la protección estiva. La edificación popular refleja pocas aperturas a norte y las pocas que hay a sur tienen protección de pérgolas o parrales. Muros anchos de gran inercia térmica construidos de piedra o tierra. Cubiertas planas y transitables con recogida del agua de la lluvia. Espacios protegidos de los vientos en invierno y otros expuestos a las brisas dominantes en verano.

Rehabilitación integral del Cortijo la Tenada

Se ha considerado fundamental respetar en la rehabilitación las condiciones originales de la edificación. Además de intentar reproducir las estrategias populares de diseño de la edificación preexistente. El cortijo rehabilitado mantiene los volúmenes antiguos, las dos crujías en planta de 4 y 6 metros y el diseño de la fachada principal . Por otro lado se realizan algunas modificaciones en la distribución interior y en la fachada norte que no tenía casi aberturas.

Diseño de la edificación

La idea ha sido la recuperación del diseño tradicional como estrategia Bioclimática. Así se ha recuperado el concepto de muros con gran inercia térmica y se ha estudiado la disposición de los huecos, tanto en posición como en tamaño, para que puedan funcionar como captadores en invierno pero están protegidos en verano mediante pérgolas.
Cómo estrategia de ventilación se han creado patios y aperturas para la ventilación cruzada en fachadas opuestas, noroeste y sureste. Finalmente se ha diseñado una distribución de las estancias según la orientación más adecuada a su uso y temporalidad.